¿Conoces la diferencia entre diamante y brillante ?

En joyería puedes encontrar piezas engarzadas con diamantes o engarzadas con brillantes. ¿Sabrías distinguirlos? ¿Sabes cuál es la diferencia entre diamante y brillante ? ¿Cuál es mejor? En MÜSS queremos ayudarte con este mar de dudas para que siempre sepas diferenciar un brillante de un diamante sin problema cuando los tengas a la vista.

Si no quieres caer en los engaños de nadie cuando te quieran vender una joya, en MÜSS te contamos las claves para que sepas diferenciar un diamante de un brillante solo con mirarlo, como si fueras un maestro orfebre. Créenos, te llevarás una gran sorpresa.

¿Cuál es la diferencia entre diamante y brillante?

Si como el resto de las personas piensas que un diamante y un brillante son dos piedras preciosas diferentes, lamentamos decirte que estás equivocado. Y si te decimos que las palabras diamante y brillante están relacionadas con la misma piedra preciosa, ¿no te lo crees? A continuación, te explicamos el porqué.

El diamante es un mineral a base de carbono cristalizado, su material es uno de los más duros del mundo. Diamante es la forma en la que nos referimos a la piedra preciosa en bruto.

Cuando hablamos de brillante, nos referimos a la talla de un mineral. En los diamantes la talla que más se suele aplicar, y por lo tanto la más conocida, es la talla redonda también denominada talla brillante.

Resumiendo, cuando nos referimos a diamante es sobre el mineral. En el momento en el que a ese diamante se le aplica un tipo de talla, en este caso la talla redonda, debemos referirnos a un diamante de talla brillante.

Si, como lo ves, diamante y brillante no son piedras preciosas distintas, algo que suele pensar la mayoría de la gente, simplemente tienen relación con el mineral y con el corte que se les da.

Las cuatro C de los diamantes

Existe una forma de medir la calidad de un diamante basada en cuatro Cs: peso ( carat), color (colour), talla (cut) y pureza (clarity). Gracias a estos cuatro factores es más sencillo que los maestros orfebres valoren el coste de un diamante.

El peso (carat)

La medida que utilizamos para saber el peso de un diamante es el quilate, consiste en uno de los cuatro valores para medir la calidad de un diamante. Como norma general es que el precio de un diamante aumente en función de su peso, cuantos más quilates pese un diamante más caro será.

¿Por qué son más caros en función de su peso? Encontrar un diamante de gran tamaño es una tarea bastante inusual, ya que el proceso de cristalización en un diamante grande es más complicado.

Es importante saber que los diamantes no tienen el mismo peso en quilates que otro tipo de piedras preciosas. Esto se debe a que el peso de cada piedra preciosa se fe afectado por la densidad de cada una.

El color (colour)

El color de un diamante es uno de los valores que determinará su precio. No todos los diamantes tienen el mismo grado de transparencia lo que hace que su color no sea siempre el mismo. Este grado de opacidad afecta considerablemente a su valor, cuando más transparente sea un diamante más elevado será su precio.

Para poder clasificar el color de un diamante de una forma más sencilla el Instituto Gemológico Americano, también conocido como GIA ha elaborado una serie de pautas que clasifican los diamantes en función de su color y densidad.

Infografía sobre la tabla (Ejemplo)

La talla (cut)

Cuando hablamos de la talla de un diamante nos referimos a su corte. Independientemente de la forma del diamante, el corte de un diamante viene determinado por su anchura y su profundidad.

Que un diamante tenga una buena talla es fundamental para poder mostrar la potencia de su brillo y luminosidad. La talla de un diamante es unos de los factores fundamentales para determinar su valor, un diamante debe tener un buen corte para potenciar su belleza.

Para que te hagas una idea aproximada de cómo debe ser la talla ideal de un diamante, su talla debe favoreces que la mayor parte de luz que entra en un diamante salga reflejada, cuanta más luz refleje

un diamante mejor será su talla. Por ello la equivalencia entre la profundidad y la anchura debe ser la idónea, proyectando así la luz que entra en el diamante.

Como mencionábamos antes, la talla más común de un diamante es la de corte brillante, sin embargo, existen otro tipo de tallas conocidas como formas fancy. Las más conocidas son los diamantes con corte pera, corazón, la talla marquise y el corte ovalado.

La pureza (clarity)

La pureza de un diamante se refiere al número de defectos o marcas tanto en el interior como en el exterior del diamante. Cuantas menos imperfecciones tenga un diamante más puro será.

La realidad es que encontrar un diamante con un nivel muy elevado de pureza es muy poco común. Si lo piensas, un diamante con un nivel de pureza alto y que cumpla el resto de las cualidades que comentamos tendrá un precio muy elevado.

Como ves, la diferencia entre diamante y brillante se reduce a que diamante se refiere al mineral y brillante al tipo de corte o talla del diamante. Muy fácil de distinguir, ¿no crees? En MÜSS nos gusta ponértelo fácil para que siempre que quieras escoger una joya, siempre elijas las piezas de mejor calidad como lo son nuestras joyas MÜSS.

¿Conoces la diferencia entre diamante y brillante ?
¿Te ha gustado?

Subscríbete a nuestro newsletter

No enviamos spam